Desde sus días estudiantiles Gypsy ha mostrado un interés particular en el arte de fotografiar a los niños. Tiene un don natural para hacer que tanto los niños como sus padres se sienten relajados y cómodos en unos entornos confortables, sea en casa o en locación, donde Gypsy usa luz natural para crear unos imágenes que captan algo de la magia de la niñez.

Como madre, Gypsy gozó de su propio embarazo mucho y ahora está encantada con ese bello resplandor particular que tiene la mujer que espera la llegada de su bebé. Todas las mujeres tendrían que tener una foto profesional de este tiempo tan memorable para guardar y apreciar…

Una sesión toma de 1 a 3 horas: por favor póngase en contacto con Gypsy para más información.